Es de estilo sevillano, con parihuelas de madera de pino de flandes de seis trabajaderas, obra de carpintería realizada en Sevilla el año 2007 por Manuel Caballero Farfán, con aparato de cola de tubo de metal para sostenimiento del manto de terciopelo liso morado con encajes de oro entrefino y faldones de terciopelo morado de Lyón, forrados en su interior de tergal y con "hollaos" para colgar, llevando cierres bordados en hilo de oro de forma cónica con motivos florales, elaborados por el grupo de mujeres de la escuela de bordados de la Hermandad en el año 1993.

ppalio1Los doce varales son de metal amarillo plateado, repujados y cincelados de estilo salomónico con macollas divisorias y basamento octogonal con colgaduras de guirnaldas de flores, obra de Seco Velasco en el año 1971. En el año 1984 fueron nuevamente pulidos y plateados en los talleres que en la calle Santa Clara de Sevilla poseen los Hijos de Juan Fernández, y en el año 2002, en el mismo taller fueron nuevamente restaurados, con el acoplamiento de los basamentos, reposición de apliques, nuevas perillas terminales y nuevo plateado de los mismos.

Los respiraderos cincelados en alpaca con baño de plata son obra de los Hijos de Juan Fernández en el año 1975, con capilla al frente con la imagen de alpaca plateada de la Virgen de los Remedios, patrona de la Villa y dos laterales con las figuras de los mártires San Sebastián y San Bartolomé, con ángeles enteros de alto relieve en las pilastras sujetando las maniguetas y con alegorías de la Biblia en los centros y a lo largo de los paños. Fueron restaurados y plateados el año 1.990 por los Hijos de Juan Fernández.

Las caídas o bambalinas del techo del palio frontal y trasera, es obra de bordado de Carrasquilla en el año 1976, son de terciopelo morado de Lyón, bordadas con hilo de oro fino con incrustaciones de piedras preciosas, flecaje de borlas y dos coronas reales representando la frontal, la Cruz de Jerusalén, el escudo de la Hermandad, y la trasera, el Ave María, del escudo de la Real Hermandad de Gloria de Ntra. Sra. de los Remedios. Las otras dos bambalinas laterales, es obra de los bordadores locales Andrés Sánchez y Manolo Alba en el año 1.979.

Todas las bambalinas han sido pasadas a nuevo terciopelo y restauradas en los talleres de Fernández y Enríquez en la vecina localidad de Brenes, en 2006. El techo de palio es de terciopelo morado de Lyón, actualmente liso en espera de bordar el escudo de la corporación.

La jarrarería es obra de los Hijos de Juan Fernández en el año 1964 y está constituida por ppalio214 jarras de alpaca cincelada, repujada y plateada con cuatro juegos de distintas dimensiones, las ocho delanteras de 20 cm y los tres juegos de entrevarales de 30; 40 y 50 cms.

Toda la candelería es obra de los Hijos de Juan Fernández del año 1970, realizadas en alpaca cincelada y plateada de 66 unidades de candelabros, con seis juegos de distinta altura y de dimensiones de 27; 35; 44; 52; 60 y 67 cm. Fueron nuevamente restaurados y plateados, unos juegos en el año 1989 y otros el 1990, por el ya citado taller. Así como también fueron ellos los que la enriquecieron y ampliaron con 12 nuevas piezas y la volvieron a platear en 2003.

La peana es de metal blanco, cincelado y plateado el año 1969 de forma rectangular con las dos esquinas del frontal en ochava con cabezas de angelitos y ovalada en altura, presidiendo en el centro el escudo de la Hermandad y adornadas con motivos florales. Se restauró en el año 1989 en los talleres de los Hijos de Juan Fernández y nuevamente se reparó en el 1992 por Orfebrería Macarena, con trabajo de carpintería de Marcelino Montero.

Los candelabros de cola de 14 brazos han sido realizados en alpaca plateada en los talleres de Hijos de Juan Fernández, en 2006. El llamador de bronce fundido, plateado y cincelado a mano con el escudo de la Hermandad en plata de ley es obra de Marmolejo en el año 2001.

Detalles paso de Palio


detallesPalio